Copias Fine Art
Sobre mis obras

Todo las obras fotográficas que muestro en esta web han sido realizadas de principio a fin por mí mismo, desde la exposición de la escena en película fotográfica y el revelado del negativo, hasta la copia final en gelatina de plata. Las imágenes que pueden verse en las distintas galerías han sido digitalizadas desde la copia fotográfica final, no desde el negativo, por lo que son la imagen veraz de obra original.

La cámara

Principalmente trabajo con cámaras analógicas de formato medio y gran formato. Algunas series, como Cencellada, están realizadas con una Hasselblad 500C/M y objetivos Carl Zeiss. Esta cámara de formato medio realiza 12 exposiciones de formato cuadrado (6x6) por rollo de película, y me permite una gran libertad y la hora de trabajar.

Para aquellas escenas con gran cantidad de detalles, que deban registrarse con la mayor precisión posible, utilizo una cámara de gran formato de 4x5'' fabricada por Keith Canham en Estados Unidos. Esta cámara, a parte de la calidad inherente de un negativo más grande, me permite unos ajustes precisos del enfoque y la geometría de la escena. Muchas de las últimas fotografías de montaña las he captado con esta cámara. En cuanto a las ópticas, suelo utilizar distintas focales dependiendo de la escena, pero principalmente objetivos de 90, 115, 150, 210 y 300 mm, todos ellos de gran nitidez y calidad.

El negativo

Un buen negativo es la base de una buena copia fotográfica. Dependiendo del contraste de la escena expuesta, de la película utilizada y de cómo se haya expuesto, es necesario hacer modificaciones en el proceso de revelado para que el negativo tengo una calidad óptima. Esta es la razón por la cual siempre revelo yo mismo la película que expongo. Esto me permite conocer las características que quiero realzar durante el revelado para que afloren en la copia final.

El positivado

Para el positivado del negativo utilizo distintos papeles fotoquímicos de los fabricantes Ilford y Foma, todos ellos con base de fibra y baritados. Suelo decantarme por los acabados de papel brillo, ya que producen unas sombras mucho más profundas y ricas que los papeles con acabados seda o mate, y de tono neutro.

El tratamiento de conservación

Tras el positivado, someto las copias fotográficas a un baño en virador de selenio, lo que le otorga un tono que va del gris neutro a un ligero tono púrpura o cálido. Este virado al selenio, seguido de un intensivo lavado de la copia en agua corriente durante al menos una hora, le confiere una alta resistencia al cambio de color y al amarilleamiento, la cual se prolongará durante más de cien años.

El planchado

Una vez secas, las copias fotográficas son planchadas en una prensa de calor, a 110ºC durante unos minutos, para conservarlas totalmente planas. Esto es necesario debido a que el papel de fibra tiende a curvarse durante el secado, dificultando su posterior manipulación.

 

El retoque de la copia fotográfica

Con las copias ya perfectamente planas, retoco las pequeñas imperfecciones a pincel (mayormente pequeñas motas de polvo proyectadas desde el negativo), utilizando distintos tintes solubles en aguas para ajustarme al tono de la copia. Este delicado proceso requiere de una gran habilidad y práctica, y puede alargarse hasta varias horas. Tras el correcto retoque, la copia alcanza un altísimo grado de perfección. Un buen retoque es aquel que es imposible de apreciar, ni siquiera utilizando una lente de aumento.

El montaje en seco

Ya terminado el retoque, se cortan los márgenes a sangre, y la copia fotográfica es montada en seco sobre un passepartout libre de ácido, de calidad museo, de 1,5 mm de grosor y de color blanco natural. Para esta operación se utiliza nuevamente la prensa de calor, colocando una hoja de adhesivo térmico libre de ácido entre la copia fotográfica y el soporte. Para protegerla por la parte frontal, se añade otro passepartout de las mismas características, pero de 2,5 mm de grosor, al que previamente se le ha recortado la ventana que mostrará la imagen.

La edición limitada

Con la obra ya terminada, y antes de enmarcar, firmo con lápiz en el anverso del passepartout, bajo la esquina inferior derecha de la fotografía. Bajo la esquina inferior izquierda anoto la numeración de la serie (1/30, 2/30, 3/30,...). Todas mis copias fotográficas son de edición limitada, la cual se extiende dependiendo del tamaño de la obra. Estas, hasta el momento, son como siguen:

  • Copias en gelatina de plata de 18x22 y 22x18 cm, en edición limitada de 50 copias.

  • Copias en gelatina de plata de 35x28 y 28x35 cm, en edición limitada de 30 copias.

  • Copias en gelatina de plata de 26x26 cm, en edición limitada de 30 copias.

  • Copias en gelatina de plata de 45x56 y 56x45 cm, en edición limitada de 10 copias.

Cada obra se entrega al cliente con un certificado de autenticidad, en el cual se indica el título y año en la que se realizó la fotografía, así como el formato y el número que le corresponde dentro de la serie de edición limitada. En este certificado también se describe el tipo de papel utilizado y el virado realizado a la copia. Finalmente, añado la fecha actual y firmo y sello con estampación en relieve el documento.

A cada serie hay que añadir, además, dos copias más, denominadas pruebas de autor (Author Prouf en inglés), y numeradas como sigue: AP 1/2 y AP 2/2. Estas copias quedan reservadas para el autor y su uso en su portfolio personal y en algunas exposiciones. Estas pruebas de autor, bajo ningún concepto, serán puestas a la venta.

El enmarcado final

Finalmente, y si el deseo del cliente es exponer la obra en la pared, se procede al enmarcado de la copia fotográfica. De forma habitual, y debido a su elegancia y clasicismo, suelo utilizar marcos de madera maciza con moldura de 2 cm de ancho por 4 cm de fondo, en acabado negro mate a poro abierto. No obstante, la obra puede enmarcarse al gusto del cliente, con molduras en otros tonos de madera y materiales, como el aluminio. En la parte frontal se coloca un vidrio que protegerá la copia fotográfica de las posibles agresiones de los rayos UV, humedad y humo. Todo los proceso de enmarcado se lleva a cabo con la mayor rigurosidad para garantizar la perfecta conservación de la obra a lo largo de los años.

La venta de la obra

La compra de cualquiera de las copias fotográfica puede realizarse a través de esta misma tienda online. En la página dedicada a cada obra podrá ver las imágenes de la misma, una descripción y las medidas y series limitadas en las que se puede adquirir. La numeración que ocupa la obra dentro de la serie no se puede conocer en el momento de la compra, a no ser que se especifique en la descripción del producto, y solo en el caso de ser una de las últimas obras a la venta. Si quiere conocer el número de la obra antes de su compra, puede consultarme a través del correo electrónico info@eduardoalmeida.es, y gustoso le responderé. Dado que las obras se realizan una a una bajo encargo, en ningún caso se podrá comprar una obra con una numeración distinta a la consecutiva en la serie.

El pago

Para el pago puede utilizar tarjeta de crédito o débito o el método seguro de pago de PayPal. Si desea realizar el pago mediante transferencia bancaria u otro método, debe ponerse en contacto conmigo a través de correo electrónico info@eduardoalmeida.es, y buscaremos una solución. Una ves realizado el pago, si la obra estuviera en stock, se procederá a preparar el envío a la dirección que haya facilitado. En el caso de que la obra no se encuentre en stock, el proceso de creación dura en torno a 15 días desde la fecha de compra. En cualquier caso, se le avisará vía correo electrónico con la fecha de entrega aproximada.

La facturación

Recibirá una copia de la factura de su pedido por correo electrónico en el momento del envío. Todos los precios que pueden verse en esta tienda online tienen incluido el 21% de IVA correspondiente al territorio peninsular español.

El envío

Se realizan envíos a prácticamente cualquier lugar del mundo. La mayoría de países están registrados en el formulario de compra, y los gastos de envío se añadirán automáticamente al precio de la compra. En el caso de no encontrar su país en el listado, por favor, póngase en contacto conmigo para darle una cotización de los gastos de envío: info@eduardoalmeida.es.

El tiempo de tránsito del envío puede variar dependiendo del país de destino. Dentro del territorio peninsular español y de Portugal, los envíos se realizan en 24/48 h. Para países dentro de la Unión Europea, los tiempos de tránsito suelen variar entre los 3 y 5 días. Para el resto de países, dependiendo de la lejanía, el tiempo de tránsito puede variar entre los 5 y 15 días.

 

Se realiza un meticuloso embalaje protector de las obras, pero aún así, todos los envío viajan asegurados. Es necesario revisar la mercancía en las siguientes 24 horas de su recepción. Si al recibir el paquete comprueba que hay daños en el embalaje, o al abrirlo comprueba que la obra ha llegado con alguna rotura o daño, debe comunicarlo lo antes posible vía correo electrónico, enviándome fotografías de los desperfectos y del albarán de entrega: info@eduardoalmeida.es. Una vez reclamados los daños, se procederá al envío de una nueva obra. Ante la imposibilidad de poder hacerlo, o si así lo desea, se le reintegrará el total del valor de su compra en la misma vía por la que se hizo el pago.

La conservación

Desde mi punto de vista personal, el fin de toda copia fotográfica es ser disfrutada y admirada, para lo cual, lo mejor es colgarla en la pared. El lugar ideal es aquel que reciba la suficiente luz como para apreciar cada detalle, y al mismo tiempo, a salvo de la luz directa de los rayos del sol. Así mismo, el ambiente debe tener un porcentaje de humedad dentro de los límites normales (entre el 40% y el 60%), ya que los ambientes excesivamente secos o húmedos pueden afectar a la durabilidad de la obra. Es aconsejable también mantener la obra alejada de humos, vapores, salpicaduras, fuentes de calor, excesivo polvo o grasas (no recomiendo mantener la obra en pequeñas cocinas o baños), ya que esto influye en gran medida en su conservación.

Para aquellos coleccionistas que normalmente guardan la obra, lo ideal es hacerlo en plano para evitar deformaciones. Así mismo, deben hacerlo en un mueble que la conserve en un ambiente fresco y seco.

Siguiendo estos consejos y con un poco de sentido común, podrá disfrutar de mis obras durante décadas como el primer día.